La levedad y alegría me liberan de las cargas

Pensar “Esta es mi responsabilidad”, “Soy yo quien tiene que cuidar de esto” o “Yo soy  quien tiene que pensar en todo” genera una pesada carga en el alma.

“Yo” y “mío” no permiten que el alma vuele.

Nada es mío y todo puede funcionar perfectamente bien sin mi. Me libero.”

Con levedad y sin perder la alegría 

Comentarios cerrados.