Tu Fortaleza Depende de Ti

Tu Fortaleza Depende de Ti

Preocuparse es malo para el alma. Esto la debilita y confunde. Tus pensamientos deberían reflejar fe. No des espacio a lo negativo. Lo que decimos a nuestra mente debe ser útil. A veces nuestra mente no nos permite pensar positivamente. De hecho, si la mente acepta lo que Dios dice, en lugar de lo que dicen los seres humanos, la mente, se fortalece en lugar de debilitarse. Llena tu mente de buenos deseos. De pensamientos elevados acerca de las virtudes y especialidades de los demás. Originalmente todos somos seres de paz y amor, por ello cuando nos hablamos con paz y amor los demás lo reconocen, lo sienten y en algún momento hasta lo agradecen.

No se admiten más comentarios