Tiempo para renacer

Hay algo en el aire, ¿verdad? Aunque no te preocupes o intereses mucho, la realidad es que Diciembre se transforma en algo diferente de lo normal. Lo que es bueno, pues la fiesta y celebración duran relativamente poco. Esa ansiedad positiva genera algo en el individuo. Antes, yo diría que desde el comienzo de Diciembre, la gente empieza a sonreír. Hay una vida nueva en el aire, una energía de expectativa que antes no había. Tal vez sea por la parte religiosa, quizá por la espiritual, incluso por el compartir de regalos o la salida de vacaciones. Pero hoy en día, parte de esa magia se pierde en preocupaciones, congestiones de tráfico y en aeropuertos, un clima que no es muy cooperador en muchas partes… Es bueno recuperar esa buena energía, quizá comprando los regalos antes del tiempo, saliendo de vacaciones temprano o simplemente enfocándose más en la parte espiritual…

Seguir leyendo…

Vivir con comprensión

Somos los creadores de todo cuanto nos rodea; y el origen de todo está en nuestros pensamientos. Nuestros pensamientos más íntimos se manifiestan en el espacio del alma, la energía viviente que soy. La base de la espiritualidad es la profunda comprensión del ser, de Dios y de la ley de causa y efecto, de acción y reacción. El conocimiento del ser permite al alma experimentar desapego de los factores físicos y sus limitaciones. Conociendo a Dios, es posible crear una unión comprometida de amor y atraer, desde la Fuente ilimitada que es El, todos los atributos, todas las virtudes, todos los poderes, al interior del propio ser. Comprender los más profundos secretos de la ley de causa y efecto, motiva a la persona a cancelar sus cuentas del pasado y realizar acciones elevadas en el momento presente.

Seguir leyendo…

Una vida creativa, diferente y con optimismo

Yo puedo crecer día a día, permanecer abierto a lo nuevo; y puedo ayudar a los demás y al mundo a transformarse a cada momento, con creatividad y alegría, con libertad y fe en el propio ser. Voy a la esencia y dejo florecer lo que soy profundamente. Y, así, del respeto al propio ser, surge el respeto hacia los demás. Sin la carga del pasado, en mi rostro brilla el optimismo de iniciar la vida día con día; el entusiasmo de vivir mi presente y construir mi futuro. Tengo la capacidad de transformación dentro de mí y, consecuentemente, la tienen los demás. Todos, en esa conciencia, podemos construir un mundo mejor. Si nos mantenemos alerta observando los que pensamos, podemos poner un punto final a los pensamientos inútiles, porque estos debilitan al ser y le impiden ver la realidad tal como es. Los pensamientos inútiles producen negatividad y sufrimiento.…

Seguir leyendo…

El poder de cooperar

La cooperación es la creación de una fuerza que permite lograr aquello que parece imposible. Cooperar es compartir, es facilitar una tarea. Con el ejemplo de cada uno, podemos motivar a los demás a cooperar. Cada uno de nosotros es un personaje único en la escena de la vida y la colaboración de cada uno también es única. Es por esto que la cooperación de todos y de cada uno de los seres humanos es necesaria para la creación de un mundo mejor para todos. Mis cualidades esenciales, de paz, pureza, amor, sabiduría y verdad, han ido perdiendo su brillo y presencia a través de mi existencia y al dejarme manejar por las escenas de la vida diaria. Por ello cuando dedico tiempo a encontrarme con esas cualidades originales, puedo devolverles todo su poder. Así, puedo mirar la vida desde un nuevo punto de vista y puedo decidir interpretar el…

Seguir leyendo…

Flexibilidad y tolerancia

  El poder de la tolerancia nace como una fuerza interior que combina la introspección y la capacidad de poner punto final al pasado. Con la introspección puedo comprender como viven los demás la escena de la vida y, de esa manera, ser flexible frente a la variedad de roles que ellos interpretan. Al poner punto final al pasado, permito que los demás personajes puedan ser alguien nuevo a cada momento. El fruto de la tolerancia es dulce y eterno. Ese es el fruto que permitirá que el mundo cambie.  

Seguir leyendo…

Ayer.. Mañana.. Mejor HOY

Hay dos días de los que no deberíamos preocuparnos, dos días que deberían estar libres de temor y aprehensión. Uno de estos es “ayer”, con sus errores, cargas, faltas, dolores y penas. “Ayer” …ha pasado por siempre más allá de nuestro control. El otro día sobre el que no deberíamos preocuparnos es “Mañana”, con sus posibles adversidades y cargas, su gran promesa y a veces intranquilidad o zozobra. “Mañana” también está más allá de nuestro control inmediato.  Tenemos que cuidarnos del remordimiento o la amargura de algo que sucedió ayer y el pavor de lo que pueda traernos el mañana. Por tanto, vivamos sólo un día a la vez. Ese día es “HOY”.

Seguir leyendo…

Espiritualidad en la acción

Si, de manera constante, trato a los demás con buenos deseos, sinceridad y respeto, aunque no me sean correspondidos, con el tiempo empezará a cambiar la manera en la que se relacionan conmigo. Responderán porque, en última instancia, todos los seres humanos responden a la sinceridad, al respeto y al amor. Este proceso quizá lleva tiempo pero, a través de él, puedo desarrollar mucha fuerza, poder y sabiduría, a la vez que puedo aprender muchas cosas. Necesito poner atención a mis propias acciones y comprender las acciones de los demás, ya que a menudo se encuentran atrapados por las cadenas de sus propias debilidades, y no les ayudaré si me siento afectado por la negatividad. Los auténticos seres espirituales son los que tratan al prójimo con igualdad, sinceridad, amabilidad, tacto, respeto y amor. Eso es espiritualidad en la acción, algo que refuerza mi propio desarrollo espiritual e interior. Extracto del…

Seguir leyendo…

La importancia de la vibración de las palabras

En la desesperación de querer ser escuchado, el individuo habla más de lo que necesita y así, además de privarse de una fuente de rendimiento espiritual imprescindible, acaba agotándose. La energía del ser brota por la boca de aquel que no cuida de sus palabras. Una palabra puede estar tan llena de veneno que cause tristeza a otra persona para toda la vida. Y sin embargo, en el sentido positivo, una palabra puede estar tan llena de significado y bendiciones que puede animar a alguien para toda la eternidad. Nadie escucha a la persona que habla mucho y no hace nada. Pero todos prestan atención a aquella que actúa antes de hablar, pues sus palabras están llenas de fuerza y autoridad, porque provienen de su experiencia basta y humilde. La poesía es una secuencia de palabras que se armonizan entre sí. Los lamentos, la queja y las habladurías también son…

Seguir leyendo…

Mi propia singularidad

La confianza en uno mismo está muy vinculada a la comprensión de que definitivamente, tengo algo con lo que contribuir a la vida a través de mi propia singularidad, cada uno de nosotros es único. No puedo ser feliz cuando me limito a tomar; eso no funciona. Sólo puedo ser feliz cuando comparto y ofrezco lo mejor de mí de manera desinteresada y, entonces, cuanto más doy, más recibo. El bienestar de los individuos empieza cuando pueden aportar a los demás lo que son y lo que tienen. Ser humano significa tener amor, paz y felicidad en la vida diaria, no sólo con la apariencia de palabras o emociones, sino manifestándolo, verdaderamente, en la conducta. Cuando empezamos a hacer cosas más positiva y compasivamente, empezamos a crecer en nuestro respeto y confianza en nosotros mismos. Extracto del libro: PENSAMIENTO ORIENTAL para la mente de occidente / Anthony Strano

Seguir leyendo…

La reflexión y el poder del silencio

La reflexión verdadera y profunda requiere silencio interno. Así como un lago tranquilo y plácido puede reflejar el paisaje que le rodea, y otro que sea turbulento no, tengo que aprender a moverme internamente, distante del tumulto que tiene lugar a mi alrededor. El silencio más profundo tiene lugar cuando el jaleo de los pensamientos y la confusión de los deseos cesan y el alma se queda en total calma. Cuando empiezo a satisfacer mis deseos más profundos de paz, amor, felicidad y, en consecuencia, de salud y prosperidad, puedo apreciar aún más el valor del silencio espiritual. Es el amor el que me conduce al silencio. El amor completo converge con el silencio completo. El poder del silencio existe cuando no hay energía desperdiciándose. Extracto del libro:  La última frontera /    Ken O’Donnell Ed. Brahma Kumaris

Seguir leyendo…