La importancia de la vibración de las palabras

En la desesperación de querer ser escuchado, el individuo habla más de lo que necesita y así, además de privarse de una fuente de rendimiento espiritual imprescindible, acaba agotándose. La energía del ser brota por la boca de aquel que no cuida de sus palabras. Una palabra puede estar tan llena de veneno que cause tristeza a otra persona para toda la vida. Y sin embargo, en el sentido positivo, una palabra puede estar tan llena de significado y bendiciones que puede animar a alguien para toda la eternidad. Nadie escucha a la persona que habla mucho y no hace nada. Pero todos prestan atención a aquella que actúa antes de hablar, pues sus palabras están llenas de fuerza y autoridad, porque provienen de su experiencia basta y humilde. La poesía es una secuencia de palabras que se armonizan entre sí. Los lamentos, la queja y las habladurías también son…

Seguir leyendo…

Mi propia singularidad

La confianza en uno mismo está muy vinculada a la comprensión de que definitivamente, tengo algo con lo que contribuir a la vida a través de mi propia singularidad, cada uno de nosotros es único. No puedo ser feliz cuando me limito a tomar; eso no funciona. Sólo puedo ser feliz cuando comparto y ofrezco lo mejor de mí de manera desinteresada y, entonces, cuanto más doy, más recibo. El bienestar de los individuos empieza cuando pueden aportar a los demás lo que son y lo que tienen. Ser humano significa tener amor, paz y felicidad en la vida diaria, no sólo con la apariencia de palabras o emociones, sino manifestándolo, verdaderamente, en la conducta. Cuando empezamos a hacer cosas más positiva y compasivamente, empezamos a crecer en nuestro respeto y confianza en nosotros mismos. Extracto del libro: PENSAMIENTO ORIENTAL para la mente de occidente / Anthony Strano

Seguir leyendo…

La reflexión y el poder del silencio

La reflexión verdadera y profunda requiere silencio interno. Así como un lago tranquilo y plácido puede reflejar el paisaje que le rodea, y otro que sea turbulento no, tengo que aprender a moverme internamente, distante del tumulto que tiene lugar a mi alrededor. El silencio más profundo tiene lugar cuando el jaleo de los pensamientos y la confusión de los deseos cesan y el alma se queda en total calma. Cuando empiezo a satisfacer mis deseos más profundos de paz, amor, felicidad y, en consecuencia, de salud y prosperidad, puedo apreciar aún más el valor del silencio espiritual. Es el amor el que me conduce al silencio. El amor completo converge con el silencio completo. El poder del silencio existe cuando no hay energía desperdiciándose. Extracto del libro:  La última frontera /    Ken O’Donnell Ed. Brahma Kumaris

Seguir leyendo…

Respeto por la individualidad

Dios tiene el poder de pertenecer a todos, porque ama y comprende a todos. En la misma medida en que Él es poderoso, es gentil. La verdadera fortaleza espiritual se manifiesta siempre con delicadeza y respeto. Dios nunca utilizaría la fuerza o impondría su voluntad. Ninguna relación puede desarrollarse, ni siquiera empezar, si hay presión en ella, porque presión es violencia. Cualquier tipo de violencia, ya sea en contra nuestra o de otros, viola la dignidad. El uso de la violencia, física o emocional, en contra de la voluntad o de las opciones de otros, indica no solo falta de respeto sino una inseguridad abrumadora. Forzar a otro a creer en lo que creemos, a  hacer lo que hacemos, a pensar como pensamos fundamenta nuestra incapacidad de ser libres e independientes y de comprendernos y respetarnos. El Padre respeta la eterna individualidad de cada uno de nosotros. Somos almas, únicas y valiosas, e iguales desde una perspectiva espiritual. No importa si…

Seguir leyendo…

Ser tu propio amigo

Para convivir bien contigo mismo, tienes que estar a gusto con tu forma de ser. Esta nueva amistad que brota internamente depende de la sinceridad de tus esfuerzos por dejar atrás lo inútil y lo perjudicial. El gran paso en la vida, sin duda, es asumir la responsabilidad de tus propios pensamientos, palabras y acciones, y de sus consecuencias. El sentimiento de responsabilidad sobre la propia vida implica realizar una simple comprobación para entender lo que sucede, adaptarse a ello y preparar las palabras y las acciones adecuadas. Analiza la situación teniendo en cuenta las raíces del pasado, su efecto presente y sus implicaciones futuras. Después de este análisis, piensa cuánto y cómo debes implicarte y utiliza las cualidades necesarias para superar, limitar, facilitar o armonizar la situación. Asumir la responsabilidad de tu estado espiritual considerando tus recursos y la confianza en tus posibilidades te ayudará a no darle tanta importancia a…

Seguir leyendo…

Ser tu propio amigo

Para convivir bien contigo mismo, tiene que gustarte ser quien eres. Esta nueva amistad que brota internamente depende de la sinceridad de tus esfuerzos por dejar atrás lo inútil y lo perjudicial. El gran paso en la vida, sin duda, es asumir la responsabilidad de tus propios pensamientos, palabras y acciones, y de sus consecuencias. El sentimiento de responsabilidad sobre la propia vida implica realizar una simple comprobación para entender lo que sucede, adaptarse a ello y preparar las palabras y las acciones adecuadas. Analiza la situación teniendo en cuenta las raíces del pasado, su efecto presente y sus implicaciones futuras. Después de este análisis, piensa cuánto y cómo debes implicarte y utiliza las cualidades necesarias para superar, limitar, facilitar o armonizar la situación. Asumir la responsabilidad de tu estado espiritual considerando tus recursos y la confianza en tus posibilidades te ayudará a no darle tanta importancia a tu futuro.…

Seguir leyendo…

Crear el ambiente con pensamientos positivos

Somos los creadores de todas las condiciones de vida en nuestro entorno y el origen de todo está en nuestros pensamientos. Nuestros pensamientos más íntimos se manifiestan en el ambiente que nos rodea. El ambiente es el espacio del alma. Puedo crear conscientemente un ambiente de armonía y experimentar la felicidad de este presente. Durante este día podemos tomar el compromiso de esforzarnos en mantener un ambiente de armonía, permitiendo a nuestras almas expresar una de sus cualidades intrínsecas: la felicidad. Es de conocimiento de todos que los ojos son el espejo o la ventana del alma. Cualquiera que sea nuestra sensación o nuestra experiencia interior, se verá reflejada en nuestros ojos. Somos naturalmente reacios a confiar en alguien que no es capaz de sostener nuestra mirada o cuya mirada salta de un lugar a otro mientras habla. Si los ojos son el espejo del alma, ¿podemos –conscientemente– mantener nuestra…

Seguir leyendo…

El gran reto, el salto cuántico, la transformación del propio ser

Si pudiéramos ver cuán hermosos somos en nuestro interior, cuán hermosa es el alma, nos enamoraríamos de nosotros mismos. Hay una gran belleza en el ser pero no la podemos ver. Esto es un gran reto. Mirar en el espejo y ver qué es lo que tenemos, lo que buscamos, lo que sentimos. El progreso es diario y puede tomar tiempo. Debemos ser héroes transformadores y no actores justificadores. No podemos, simplemente, pedir a Dios que haga el cambio. No es que Él no quiera, sino que si nosotros mismos no lo hacemos es porque no lo queremos. Dios nos respeta y nos ha dado el derecho de escoger. Por eso hay que querer cambiar y alimentar nuestro propio deseo de ser felices, de estar satisfechos, de ser independientes. Cada paso tiene importancia y no hay que perder la esperanza por imposible que parezca. Es un proceso, una distancia. Debemos…

Seguir leyendo…

Somos lo que pensamos.

Somos lo que pensamos. La mente está constantemente ocupada en el proceso de pensar y resulta virtualmente imposible tener un instante libre de todo pensamiento…somos seres pensantes. Todo nuestro mundo ha sido creado en base de nuestros pensamientos. Los resultados de los pensamientos se pueden manifestar en forma inmediata o bien, puede pasar un largo periodo de tiempo antes de que se lleven a la práctica. Sin embargo, lo que es real es que en la medida en que dediquemos energía y atención a determinados pensamientos​, tarde o temprano se harán realidad. El pensamiento es la base de toda acción. Se habla de pensamientos puros, pero. ¿Qué es un pensamiento puro? ¿Acaso, por su naturaleza, no son todos los pensamientos? No todos los pensamientos pueden ser clasificados como puros. Un pensamiento puro debe estar libre de egoísmo, de odio, de orgullo, de celos, de codicia, de ira, todas las cualidades…

Seguir leyendo…

Ver a través de las ilusiones

El discernimiento tiene lugar en el estado reflexivo de la introspección. En este estado nos vemos a nosotros mismos y al mundo tal como en realidad somos, lo cual nos habilita para tomar las decisiones mejores y más beneficiosas, tanto para nosotros como para aquellos con quienes nos relacionamos. El verdadero discernimiento consiste en la capacidad de alejarnos de nosotros mismos, de una situación y de la influencia de los demás, y, una vez aclarado el panorama, decidir actuar de la mejor manera posible. Si tenemos que discernir adecuadamente, primero debemos alcanzar un estado de paz y ser capaces de mantener el ser neutral. El objetivo es reconocer y superar cualquier obstáculo o problema de forma sabia y firme. Hemos de ser capaces de ver a través de las ilusiones generadas por nosotros y por la sociedad en la que vivimos. Es muy fácil ser engañado en el mundo actual,…

Seguir leyendo…