Que mi fe jamas fluctue

Que mi fe en los demás jamás fluctúe.

Que mi mirada sea positiva y mi sentir sea puro.

Sin importar lo que el otro haga, soy inquebrantable y no permito que sentimientos negativos entren en mi mente.

Como  resultado dejo de llenarme de pensamientos inútiles, salvando el precioso tiempo

Con una mirada de bondad

No se admiten más comentarios