La esperanza un recurso invencible

Es cierto que existen obstáculos, pero no es menos verdadero que tengo todo en mi para superarlos. Antes de descorazonarme por algo en apariencia invencible, me concentro en mis capacidades y atributos. Seguro de mi mismo, voy adelante hacia la victoria. Empoderados

Seguir leyendo…

Soy un ser de paz

Paz, cualidad original del alma. La pierdo cuando olvido que mi naturaleza es de origen espiritual, que soy energía habitando un cuerpo, no el cuerpo, no lo pasajero, sino lo eterno. Me desconecto de todo lo externo, sonidos, olores, roles, rutinas…experimento el silencio interior…me estabilizo…siento la paz. Concentrados

Seguir leyendo…

Servir y ser generoso de corazón

Busco una vida con sentido. Que mis pensamientos contribuyan a la paz…que mis palabras sean sabias…que cada una de mis acciones sume en la transformación de este mundo. Servir aquieta mi mente y llena mi corazón. Servir engrandece mi espíritu y me conecta a la Verdad. Generosos y serviciales

Seguir leyendo…

Sin conflictos

Cuando la tendencia del momento me lleva hacia lo impreciso o lo inútil, freno de inmediato y sin dudar. Tengo la claridad para discernir y la fuerza para detenerme. ¿Para qué elegir el conflicto? Renuncio a todo rasgo de ira. Si alguien pronuncia palabras duras, las ignoro. Con sabiduría y rectitud.

Seguir leyendo…

Reconocer mis victorias … es importante.

He logrado lo que deseaba lograr.  Estoy en un punto importante de mi vida, y frente a mí se presentan las victorias de tantas batallas. Lo importante es continuar, no importan las caídas. Soy poderoso, tengo autoridad sobre mí mismo, nada me derrota. Libre y soberano

Seguir leyendo…

Claridad y honestidad

Depende de mi aceptar algo o no hacerlo. Si cedo en sentirme herido por las palabras que alguien dijo, significa que estoy aceptando el sufrimiento ofrecido. En vez de auto-compadecerme me doy el tiempo de analizar qué debería tomar y qué no. Con claridad observo en el espejo de mi mente que todo depende de mi. Con inteligencia espiritual

Seguir leyendo…

Triunfando ante la trivialidad

No culpo ni a las circunstancias ni a los problemas como causales de una “derrota”. El deber de un problema es venir, mi deber es hallar solución a ese problema. Las situaciones triviales jamás me debilitan, pues soy un alma victoriosa. Avanzando con determinación.

Seguir leyendo…

Con humildad y dulzura construyo puentes y derribo muros

Hay grandeza en la humildad: cuando el árbol está cargado de frutos, se inclina. La humildad siempre genera ambientes plenos de armonía, en cambio la arrogancia aleja a las personas. Dejo de competir y comienzo a construir. No hay ego en mis palabras. Sólo hay dulzura y humildad. Cada parte de mi ser emana pureza. Seguro de mi riqueza interior.

Seguir leyendo…

Aprender, vivir y servir

Fe y victoria. Fe en las capacidades del alma, en su fuerza, en su intelecto, en que puede superarlo todo.  Y como consecuencia: la dulzura de la Victoria. No hay poder en sólo saber, hay que experimentar, practicar, hacer algo práctico y beneficioso. El pensamiento es la semilla y si la semilla es poderosa, lo serán también las palabras, las acciones y las relaciones. Cada momento, cada segundo se hace significativo cuando se vive lo que se aprende. Amo la sabiduría que sirve a los demás.

Seguir leyendo…

Respuesta y no reacción

¿Tengo autoridad suficiente sobre mí mismo? ¿Soy capaz de responder ante una situación con el poder espiritual necesario en el momento correcto o reacciono intempestivamente y sin control? Me observo en cada momento y practico conscientemente tener dominio de mis capacidades espirituales. Respondo con serenidad, calma y respeto. Con fuerza y determinación  

Seguir leyendo…