Mi propia singularidad

La confianza en uno mismo está muy vinculada a la comprensión de que definitivamente, tengo algo con lo que contribuir a la vida a través de mi propia singularidad, cada uno de nosotros es único.

No puedo ser feliz cuando me limito a tomar; eso no funciona. Sólo puedo ser feliz cuando comparto y ofrezco lo mejor de mí de manera desinteresada y, entonces, cuanto más doy, más recibo.

El bienestar de los individuos empieza cuando pueden aportar a los demás lo que son y lo que tienen. Ser humano significa tener amor, paz y felicidad en la vida diaria, no sólo con la apariencia de palabras o emociones, sino manifestándolo, verdaderamente, en la conducta.

Cuando empezamos a hacer cosas más positiva y compasivamente, empezamos a crecer en nuestro respeto y confianza en nosotros mismos.

Extracto del libro: PENSAMIENTO ORIENTAL para la mente de occidente / Anthony Strano

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *