Libres de preocupaciones

Nada me pertenece. Nada poseo.
Vivo consciente de ello y cuido de todo como un depositario.
Con delicadeza, amor genuino y levedad recibo la oportunidad de velar por quienes están bajo mi responsabilidad.

Libres de preocupaciones 

No se admiten más comentarios