Compañerismo paso a paso

Demasiado “yo” en lo que se hace a diario, suele ser un freno en el servicio realizado: “yo lo hice”… “yo tuve la idea”… “yo debería ser reconocido”…

Cuando actuamos con la conciencia de ser un medio para que las cosas sucedan, hay mayor fruto y todos quedan felices, pues se sienten parte.

Actúo en combinación con el Padre, sintiéndome un instrumento y eso me libera de estar atado a resultados.

No se admiten más comentarios