Con ánimo y entusiasmo

Algunos días no parecen tan favorables y es fácil desanimarse. En esos momentos me sitúo en cuántas situaciones de contentamiento haya vivido y recupero mi entusiasmo y fuerza interior. ¡Nada tiene el poder de abatirme! Firmes y alegres

Seguir leyendo…

Responder con desapego

Cualquier cosa puede pasar en cualquier momento. Para no reaccionar o responder adecuadamente es esencial aprender a observar con desapego.  Miro la vida como una obra en la que cada persona es sólo un actor desempeñando su papel. Nada ni nadie está en mi contra, únicamente desarrollan su papel. Atentos y serenos

Seguir leyendo…

Revivir para recrear hermosos momentos

¿Qué sentido tiene recordar lo que provoca tristeza o angustia? ¿Por qué no revivir logros, aciertos, alegrías? Que mi mente sea un jardín luminoso, un cielo despejado, un arrollo cristalino… Mirando al infinito  

Seguir leyendo…

El poder de cooperar

La cooperación es la creación de una fuerza que permite lograr aquello que parece imposible. Cooperar es compartir, es facilitar una tarea. Con el ejemplo de cada uno, podemos motivar a los demás a cooperar. Cada uno de nosotros es un personaje único en la escena de la vida y la colaboración de cada uno también es única. Es por esto que la cooperación de todos y de cada uno de los seres humanos es necesaria para la creación de un mundo mejor para todos. Mis cualidades esenciales, de paz, pureza, amor, sabiduría y verdad, han ido perdiendo su brillo y presencia a través de mi existencia y al dejarme manejar por las escenas de la vida diaria. Por ello cuando dedico tiempo a encontrarme con esas cualidades originales, puedo devolverles todo su poder. Así, puedo mirar la vida desde un nuevo punto de vista y puedo decidir interpretar el…

Seguir leyendo…

La fuerza de un corazón limpio…

El mayor esfuerzo en la transformación del propio ser es el de regresar a la pureza. Volver a tener limpieza en el corazón, en la mente…en las palabras… Hoy me esfuerzo en ser transparente, de una sola línea, sin segundas intenciones. Confiables, como un niño

Seguir leyendo…

Valoro lo importante de la vida

¿Qué estoy haciendo? Observo con desapego a mi alrededor. El actuar de  los demás no determina mi actuar.  Sé lo que debo hacer y lo hago con alegría y gentileza. Dejo de desperdiciar tiempo en asegurar lo que no se puede asegurar: lo material, la posición social, el cuerpo mismo…todo eso es temporal. Concentro mi esfuerzo en comprender el ser, la vida, las personas…Dios. Con sabiduría valoro lo verdadero.

Seguir leyendo…

Otorgadores de paz

Es un mundo cada vez más complejo y lleno de desencuentros… Mi contribución es la paz. Paz y nada mas que paz. Donadores de paz en cada respiración.

Seguir leyendo…

Yo decido sobre cada momento de mi vida

Si realizo algo una y otra vez, se vuelve un hábito. Yo puedo dibujar un nuevo capítulo en mi vida, con nuevas actitudes, nuevas acciones y nuevos hábitos. Intento estar atento a generar sólo hábitos positivos. Soy amo de mi ser. Cambio lo que es necesario cambiar fortaleciendo el poder de mi voluntad. Con certeza  

Seguir leyendo…

Flexibilidad y tolerancia

  El poder de la tolerancia nace como una fuerza interior que combina la introspección y la capacidad de poner punto final al pasado. Con la introspección puedo comprender como viven los demás la escena de la vida y, de esa manera, ser flexible frente a la variedad de roles que ellos interpretan. Al poner punto final al pasado, permito que los demás personajes puedan ser alguien nuevo a cada momento. El fruto de la tolerancia es dulce y eterno. Ese es el fruto que permitirá que el mundo cambie.  

Seguir leyendo…

Responsable de mi felicidad o sufrimiento

Me prometo a mi mismo jamás causar sufrimiento a otro ser, pero tampoco aceptarlo. Mi deber es brindar felicidad y recibir felicidad. Nunca son los otros quienes me causan tristeza o felicidad. En mi está la decisión de lo que quiero experimentar dentro de mi ser. Autónomos y responsables

Seguir leyendo…